Un cuento 

Estándar

En ocasiones pienso que los recuerdos que tengo de vos, son sólo parte de un cuento que escribí  en una noche de desesperación. 

 Que nuestros encuentros casuales no son más  que las ansias por verte, que tus besos  miedos  no son más  que las de mi corazón  pudiera do amor.

 Creo que  es un cuento al que no le di final  esperando que de verdad empezara  a suceder. 

Creo que estos recuerdos son pura ficción, que las cartas de amor que guardo en un cajón son notas que yo escribí  y jamás  te di. 

Creo que la sensación  de tus manos recorriendo mi espalda, no es más  que el grito de mi alma pidiendo un abrazo. 

Este es cuento, que no quieres escuchar este es mi cuento, el que uso para consolar. 

El jardinero 

Estándar

El jardinero  se fue de vacaciones, pero los girasoles  necesitan agua, nunca los ha cuidado nadie más,  tienen miedo de marchitarse, tienen miedo de ser olvidados.

Pero un hombre amantes a las plantas les ha preguntado ¿ quieren que sea tu  jardinero para mientras el otro vuelve?Conn mucho miedo responden dudando. Si.

Tienen miedo de que  sea mentira o que sea tan siento que pueda ser mejor que el anterior,tienen miedo de remplazar el amor.

El jardinero quiere dar amor, el jardinero quiere vivir algo nuevo, el jardinero quiere ser ese protector  que no reclama nada, no pide nada, solo da amor a pesar  de que el sol gira y las plantas le den la espalda en uno que otro momento. 

El  sabe que volverán  a girar y tendrá  amor para dar. 

No nos dijimos adios

Minientrada


No nos despedimos. y por qué, no me digas que no hubo tiempo, no. no me digas que lo olvidaste. 

No nos despedimos porque no había  valor para decirnos de nuevo adiós,  porque ya sabemos lo que  se siente cuando das la vuelta y tomas un nuevo bus.

No nos dijimos adiós porque guardamos la esperanza de volvernos a ver y en un instante olvidar  todas las noches de soledad. 

No quiero decirte adiós porque a pesar de que no estás  a mi lado nunca me dejas sola, porque cada viaje que emprendemos lo hacemos con la certeza de encontrarlos  de nuevo, algún  día,  en algún  lugar. así  sin planearlo, para volvernos a amar.

Eso somos tu y yo 

Estándar


Dos viajeros, si señor, dos aventureros que no temen a lo desconocido ni a lo incierto, que aman lo irracional pero natural.

Dos amantes,  cómo no, dos personas que hacen el amor con solo verse a los ojos . 

 Dos desconocidos., dos desconocido  podemos llegar a ser tu y yo, dos  desconocidos que tienen una historia que no pueden recordar, porque los años no perdonan.

Deseo 

Estándar


No fue demasiado tiempo, no lo creo . ¿Qué  sentido habría tenido esto antes?  No habríamos acumulado tanta pasión  como hasta hoy.

Cómo  cambian las formas de desearse,  16 años atrás te deseaba con la misma intensidad, pero con otro fin, para entonces  solo me interesaba que pensaras a en mi, bastaba me me vieras y sonrieron. Hoy deseo igual tu sonrisa pero ahora también quiero tus caricias.

 Podrían pasar 16 años más  a partir de hoy, 3se que tu cara no cambiaría y la sonrisa  de niño tampoco, quizás si cambien mis ganas de desearte. Sin importar el modo siempre voy a desear algo de vos.

Ya no tengo tiempo

Estándar

Hoy tengo mil  cosas por hacer y lo menos que tengo es tiempo para llorar tu adiós el trabajo la casa,mandados, amigos, pasatiempo, todo se ocupa de tapar la realidad, ya  te aburriste de mi.

 Te aburriste de lo inusual, de lo lo liberal, de lo ilógico, de lo poco romántico, por eso  ni recuerdos he guardado, por eso no te lloro, no te extraño, no te pienso, no te llamo.
Fuiste tu y serán otros los que velen mis sueños, los que compartan mi cama, los que me roben una sonrisa, los que me hagan suya en la cama.No pienses que te extraño, ya no tengo ni corazón ni tiempo para seguirme haciendo daño

En la cima 

Estándar

La sima del cerro está  mojada,pero anoche no llovió,el agua que empapa las rocas es salada  como sudor de cuerpos que se amaron  sin pudor.

Nunca estuvo en planes hacer el amor ahí, más siempre fue un deseo,nunca pensé  que quisieras,sin embargo me lo pediste sin palabras. 

Solo me queda una fotografía  de esa madrugada mientras que la tierra se este cerro sigue saboreando el sudor de nuestros  cuerpo.