Aquel lugar

Estándar

Hoy pasé por el súper mercado donde íbamos a cenar esperando que se hiciera tan noche para que nadie nos escuchara entrar a la casa. 

A dos minutos de distancia sigue en pie el taller que no nos dejaba dormir con su bomba, aunque muchas veces nos salvó de llegar tarde a la universidad. 

Lo más conmovedor fue ver la casa, con amplio predio al frente resguardada por verjas blancas, y ahí sigue aquel cuarto que te acogió cuando iniciaste una nueva etapa.

Aquel mismo que nos escondía de todos y era cómplice de nuestras locuras, el espejo, quiero saber si sigue ahí el espejo que muchas veces reflejó nuestro amor sin miedo.

Y el inevitable lugar al que llegábamos todas las mañanas, la parada del bus, ahí está, pero ahora es diferente, ahora a leguas se identifica, no como antes que nos tocaba andar preguntando.

Todos van cambiando, aunque mis recuerdos están intactos, igual que mi amor por vos.  Te extraño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s