Pero no fui cobarde

Estado


Estábamos solas y pensábamos hacerlo, el corazón se nos aceleró, ella subió la mano y las tocó, yo solo pensaba si eso me haría sentir mejor.

Nos vimos a los ojos y nos pusimos a reir, jamás tendríamos el valor o la cobardía de arriesgarnos de ese modo.

Si yo hubiera apagado la luz ese día muchos rincones hubieran quedado a oscuras, a muchas  mujeres les habría privado de largas tardes de carcajadas 

Si hubiera decidido cerrarme los ojos, a muchos hombres hubiera privado del placer de tocar mi cuerpo y del calor que se siente cuando amas, cuando deseas, cuando disfrutas.

Si hubiera decidido parar mi corazón, hoy no sabría lo que es amor, deseo, felicidad, sueños, dolores y decepciones.

Si aquel día ella además de tocarlas las hubiera abierto y me las hubiera dado, vos no estuvieras invirtiendo tu tiempo en esto. 

Pero no fui cobarde y espero no serlo nunca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s