Las peras de la abuelita

Minientrada

 

Mi fruta favorita es la manzana, cada mañana antes de salir al trabajo, me como  mi respectiva manzana. Creo que el comerlas ha impedido que a mis setenta años  padezca de diabetes. Pero no creas que la manzana ha sido mi fruta favorita siempre; cuando era niña me fascinaban las peras, especialmente las de la finca de mi abuelita Lorenza.

Mi abuelita tenía una finca en Jinotega, se llamaba Miralagos, aunque no se veía ningún lago desde allí, así le quiso llamar.

Era una finca bastante grande, aproximadamente treinta manzanas, por el frio que hace ahí mi abuelita decidió convertirla en una finca cafetalera. A mí no me gustó nunca el café, pero sí las peras que daba el árbol del patio de la casa.

Era un palito pequeño como de un metro y medio de alto, que hasta tristeza daba, parecía que el menor movimiento del viento lo iba a botar, tenía abundantes ramas, que aunque delgaditas lograban sostener los frutos; las hojas siempre estaban verdes, fuese estación seca o  lluviosa. Todo el año daba peras, mi abuelita decía que le gustaba que los niños se comieran  sus peras, por eso no paraba de dar en todo el año.

Recuerdo que todos los fines de semana que llegábamos ella nos esperaba muy contenta, éramos tres primas: Elena, Dolores y yo. En cuanto llegábamos la abuelita nos esperaba con una torta de peras.

–Vengan a comerse la torta  — Nos decía la abuela, con su tono autoritario.
A la abuelita le gustaba leer mucho, siempre se informaba sobre lo que tenía en su finca y los valores nutricionales.

–Cómanse la torta, miren que las peras tienen hierro, potasio y sodio  — Nos recordaba, levantando una ceja mientas se colocaba la mano en la cintura y movía su dedo índice.

Cuando  terminábamos con  la torta salíamos a jugar al patio de la casa, era bastante grande, con muchos árboles, le llamábamos el minibosque, siempre teníamos que utilizar suéteres, pues el frío era intenso, mas no nos impedía corretear entre el minibosque, jugar a las escondidas, trepar a las copas de los árboles hasta que se nos quitaba el frío.

 

Cuando se llegaba la hora del almuerzo la comida siempre iba acompañada de su respectivo fresco de peras.

–No dejen comida en el plato, repongan esas fuerzas que gastaron corriendo en el patio y se toman ese fresco vean que les va a dar vitamina C, D y K  — Decía la abuelita  mientras limpiaba la cocina.

Por la tarde ella nos llamaba a la sala, nos sentaba en a en unas butaquitas de madera y nos contaba anécdotas de cuando ella era joven y vivía con mi abuelito Lorenzo, nosotras no lo conocimos, pues el murió a los pocos meses  de que nací yo.

Según la abuelita, fue un hombre muy trabajador; compró la finca que ella tenía, y precisamente él  había plantado el árbol de peras que estaba en el patio.

Luego de las anécdotas, cuando ya se nos hacia la hora para irnos nos daba a cada una un costalito con peras para que comiéramos en la semana, decía ella.

A mí me encantaba  comérmelas durante el regreso a la casa. Recuerdo el sabor dulce y todo el jugo que contenían, me comía las mías  y le pedía unas cuantas a mi prima Elena.

Así eran los fines de semana donde la abuelita, pero con el tiempo las peras me dejaron de encantar, el jugo  me empezó a repugnar, creo que la abuelita me empachó de peras, sí eso fue.

Ahora prefiero el potasio de la manzana junto a  sus propiedades anticancerígenas y antioxidantes. Aunque en mi casa tengo un árbol de peras dado que a mi nieto mayor le gustan mucho, y es más barato tener el árbol que estar yendo  al súper mercado.

Emerson, mi nieto, está tan fascinado con las peras que pintó un cuadro de  peras amarillas, verdes y cafés, las hojas de las peras están dibujadas de manera que se confunden con las palabras ”Peras” que él escribió en tres idiomas .Al parecer, las peras me perseguirán toda mi vida.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s